Curiosidades

Enemigos de tus llantas en la época de lluviosa

03 de mayo de 2023
Por: Ana Gabriela Oquendo

El estado de las llantas es muy importante para garantizar la seguridad y el buen desempeño del vehículo en época de lluvias. ¿Cuáles son algunos riesgos que puedes enfrentar en las vías?

  1. Llantas lisas: este desgaste provoca que, al momento de frenar, el conductor pierda el control del vehículo, pues los neumáticos han perdido la adherencia al piso. Esto genera inestabilidad durante la conducción.
  2. Baches: los huecos en las vías o las tapas de alcantarillas hundidas son altamente peligrosos para las llantas. Dependiendo de su profundidad, forma y tipo de superficie pueden dañar seriamente o romper al neumático. Además, suelen desalinear y desbalancear al vehículo. Lo aconsejable para evitar los baches es conducir a velocidad moderada para tener el tiempo adecuado de reacción, respetar la distancia adecuada entre vehículos, que es mínimo de 3 m, para frenar a tiempo y reducir la velocidad, especialmente cuando la lluvia sea intensa.
  3. Sobrecarga: esto influye directamente en el desempeño de las llantas, pues puede generar un desgaste prematuro ya que se ejerce demasiada presión sobre ellas. Esto aumenta el riesgo de pinchazos o de que reviente el neumático. Lo aconsejable es verificar la capacidad de carga del vehículo y respetar el peso permitido.
  4. Conducir a alta velocidad: esto aumenta el desgaste de las ruedas, principalmente en curvas, y disminuye el tiempo de reacción frente a obstáculos en la vía que podrían dañar las llantas.
  5. Falta de mantenimiento: el desgaste o la falta de aire dañan las llantas a corto plazo. Es importante revisar regularmente la banda de rodadura y realizar rotaciones y balanceos. Además, la presión inadecuada de aire en los neumáticos puede sobrecalentarlos, desgastarlos con mayor rapidez. y reducir la adherencia de la llanta al suelo.
  6. Objetos en la carretera: clavos, vidrios y piedras son de alto riesgo ya que pueden perforar la llanta o pincharla. En estos casos, se requiere reparación o reemplazo inmediato.

En época de lluvias, lo mejor es mantener la atención a la hora de conducir, evitar viajes largo y, de ser necesario, reemplazar las llantas por nuevas. De esta manera, se reducirá el riesgo de accidentes, la cantidad de imprevistos y daños del vehículo, y se preservará la seguridad de los ocupantes y de otros conductores en la vía.

Fuente: Laufenn.